Estudios científicos recientes prueban efectos benéficos de la hesperidina



Hace un tiempo la gente que fabrica esta riquisima y saludable bebida, me mando este material muy interesante, sobre los beneficios de la hesperidina, aca la info:

Desde la Antigüedad y también en épocas medievales, los campesinos que cultivaban cítricos en el Mediterráneo descubrieron las propiedades farmacológicas de la hesperidina, aseguran los investigadores españoles Beatriz Álvarez Arias y Luis Ramón-Laca. Los habitantes de la península ibérica utilizaban diversos cítricos como antídotos contra venenos. La ciencia moderna reveló que las naranjas amargas, tan apreciadas por aquellos españoles, tienen actividad digestiva, anticancerígena y anti-inflamatoria. Ciertos componentes de las naranjas, amargas o dulces, también mejoran la circulación sanguínea.

En los últimos tiempos, médicos y científicos han subrayado la importancia de los bioflavonoides – entre los cuales está la hesperidina que contienen las naranjas- para mejorar el estado general de salud y para tratar múltiples dolencias de una forma natural.

Los bioflavonoides son sustancias químicas que se encuentran naturalmente en ciertas plantas y alimentos, y que han demostrado disminuir la incidencia de enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las alteraciones inmunológicas.

Se han identificado más de 6.000 flavonoides diferentes en plantas, pero generalmente ocupan una porción insignificante en la dieta diaria.

Los estadounidenses consumen 189,7 mg de flavonoides por día, mayormente a través del té (157 mg), jugos de frutas (8 mg), vino (4 mg) y frutas cítricas (3mg), según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Nutrición en mayo de 2007. En la Argentina no existe una estimación sobre la cantidad de bioflavonoides que consume la población, pero probablemente serían muchos más los que se interesarían por estos compuestos si supieran los beneficios que aportan a la salud.

El renacimiento de la hesperidina

Entre los flavonoides se encuentra la hesperidina, que en la Argentina se conoce hace décadas como “tónico” digestivo y de bienestar general.

En 1930, los científicos húngaros Rusznyak y Szent-Györgi identificaron una sustancia en la cáscara de limones que era efectiva para tratar a pacientes con púrpura. Llamaron a esa sustancia “vitamina P”, por mejorar la permeabilidad de los vasos sanguíneos. Pero en 1950, el compuesto P (constituido por los flavonoides hesperidina y eryodictol) perdió su categoría de vitamina para pasar a ser considerados “micronutrientes”.

No fue hasta la década del ’90 que algunos flavonoides comenzaron a ganar una gran reputación como antioxidantes y protectores del corazón. En los últimos cinco años, los estudios científicos sobre hesperidina se han multiplicado y han revelado propiedades antes desconocidas.

La hesperidina es una flavanona (uno de los tipos de flavonoides) y se encuentra abundantemente en cítricos como la naranja y el limón. Aparece principalmente en la piel, en la membrana blanca y en la pulpa, de ahí que al hacer jugo de naranja se recomienda utilizar estas partes del cítrico también.

Las flavanonas están relacionadas con el mantenimiento de la salud de los vasos sanguíneos y los huesos, el combate al cáncer, la prevención de alergias, la reducción de la inflamación y cierta actividad anti-microbiana.

Los bioflavonoides que contienen los cítricos son ampliamente utilizados en Europa para tratar enfermedades de los vasos sanguíneos y sistema linfático, ya que estos compuestos funcionan fortaleciendo a los vasos sanguíneos, según informan reumatólogos de la New York University.

“La hesperidina es una flavanona que tiene efectos significativos sobre la pared de los vasos sanguíneos, mejorando su elasticidad y reduciendo la permeabilidad capilar”, afirma Obdulio García Benavente, investigador de la compañía Nutrafur de España y miembro del Instituto de Envejecimiento de la Universidad de Murcia . “La menor permeabilidad de los vasos sanguíneos evita que se formen edemas en los tejidos, con lo cual la hesperidina funciona como si fuera un antiinflamatorio. Por eso, tomar 1 gramo diario de hesperidina es muy útil en el tratamiento de várices y el síndrome de piernas cansadas”, explica el especialista en flavonoides provenientes de cítricos.

De acuerdo con las recomendaciones nutricionales de los Estados Unidos, la hesperidina debe incluirse en la dieta en determinadas dosis para mantener una buena salud. La ingesta en los mayores de 18 años debe estar entre los 10 a 25 mg o más por día. Para tratar dolencias, la dosis terapéutica fluctúa entre los 50 mg y los 500 mg si se la ingiere oralmente mediante suplementos. Pero también la hesperidina obtenida naturalmente a partir de cítricos puede ser terapéutica, si se toman entre 500 mg y 5 gramos diarios.

Efectos terapéuticos de la hesperidina

Se sabe que la hesperidina es efectiva para tratar várices, hemorroides, úlceras varicosas, insuficiencia venosa crónica y también para prevenir los moretones de fácil aparición en ciertas personas. Además de sus propiedades para mantener sanos los vasos y capilares sanguíneos, diversos estudios han probado que tiene efectos antioxidantes, ya que evita la acción dañina de los radicales libres sobre las células.

En los últimos tiempos, se han encontrado sorprendentes usos terapéuticos para la hesperidina. En ratas de laboratorio, este flavonoide disminuyó la hipertensión, redujo el colesterol y detuvo la pérdida de densidad ósea.

Recientemente, investigadores de la UBA descubrieron que la hesperidina tiene también propiedades sedativas y que podría servir para manejar el dolor. En la Universidad de La Plata, un grupo de químicos encabezado por la doctora Patricia Williams encontró en células cancerosas de ratas que la hesperidina podría funcionar contra tumores, en combinación con otro elemento (vanadio).

Una de las más interesantes aplicaciones de la hesperidina podría darse en la artritis reumatoidea, ya que estudios realizados en ratas mostraron que disminuye varios de sus síntomas y que podría utilizarse para prevenir el agravamiento de la enfermedad.

La hesperidina además baja la presión arterial y tiene una acción vasodilatadora.

Junto con la vitamina C, la hesperidina protege el colágeno, evitando la aparición de piel caída.

Según la Administración de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), la hesperidina es un producto natural que actúa como protector de los capilares sanguíneos. Este compuesto fitoterapéutico (extraído de plantas) se emplea en hemorragias, vasculopatías e insuficiencia venosa crónica.

Beneficios de los flavonoides cítricos

- Bajan la presión arterial.

- Son antioxidantes: protectores de la actividad celular.

- Mejoran el estado de los vasos sanguíneos.

- Disminuyen la inflamación.

- Reducen el colesterol “malo” (LDL).

- Podrían tener actividad anti-tumoral.

- Contrarrestan la pérdida ósea después de la menopausia.

- Posible efecto anti-age.